Buscar
  • Woolly

¡Al agua patos!


¡La carita, las manos y el culete son las zonas que hay que vigilar si hablamos de aseo!

Cuando el bebé es un recién nacido y todavía tiene el cordón umbilical, se recomienda un “lavado del gato”, es decir, un lavado por partes suave y con agua templadita, con una esponja húmeda, para evitar que por la humedad se reblandezca y retrase su caída.

Ya según van pasando los días, lo ideal es un bañito de agua, 2 o 3 veces por semana, pero si lo prefieres, también puedes utilizar un jabón líquido suave, con un pH de 4 a 4.5. Ten en cuenta que este tipo de jabones casi no hacen espuma, así que ¡no insistas en utilizar más cantidad!

Pediatras en EEUU apuntan que “no es necesario bañar a un bebé de pocos meses más que una o dos veces a la semana”. La razón estriba básicamente en que a estas edades tempranas, hasta que no empiezan a gatear, no se ensucian mucho.

Pero en países como el nuestro, asumimos el baño diario dentro de las rutinas generalmente nocturnas, no sólo por cuestiones de limpieza sino también como efecto tranquilizador para el bebé.

Al finalizar el baño, arropa a tu bebé con suavidad sin frotarle la piel para secarle. Y ya para terminar, sólo te queda la sesión “spa” para hidratarle la piel mediante un suave masaje, utilizando una loción hidratante especial para ellos.

www.woollyhandmade.com artesanía en punto para bebé

#artesania #HANDMADE #babyshower #maternidad #madres #canastilla #hechoamano #bebé #ropadebebé #jubones #baño

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo